Consejos para eliminar la humedad de tu casa

tratamiento de humedad en paredes

¿Son útiles las pinturas antihumedad? La respuesta corta es SI, son útiles para solventar el problema, pero hay que tener claro que representan la última medida de actuación. Antes y después tenemos que preocuparnos de eliminar la fuente de las humedades y, en muchos casos, aumentar la ventilación de nuestra vivienda.

La humedad excesiva en el ambiente de tu hogar puede convertirse en un problema para el mantenimiento de las casas e, incluso, sobre la salud de los que residen allí. Cualquier que haya tenido que convivir con moho, bacterias y olores desagradables es consciente de que la humedad disminuye la calidad de vida de la vivienda.

Los pintores nos encontramos en muchas con clientes que quieres eliminar las marcas de humedades en su vivienda (moho, olores), limpiando, saneando y aplicando una pintura antihumedad. Pero la verdad es que esta es una solución a muy corto plazo y que volverá a reproducirse si no se ataca el origen de esas humedades. Otra cosa es que no siempre sea sencillo o barato hacer esas reparaciones necesarias para atajar el problema.

Equipamiento para medir la humedad de su casa

Lo ideal es que la humedad relativa de nuestras viviendas (cantidad de humedad atmosférica presente en relación con la cantidad que estaría presente si el aire estuviera saturado) se sitúe entre el 40% y el 55%. En PintorBilbao.com contamos con equipamiento para medir este parámetro, con lo que debería ser el primer paso: detectar el problema de humedad.

Los mismos fabricantes de pinturas antihumedad, suelen afirmar que sus productos sí eliminan la humedad en ciertas circunstancias. De buenas a primeras, pintar sobre las manchas de humedad eliminará las marcas, pero en la mayoría de los casos, no se solventará el problema. En definitiva, primero tenemos que arreglar el problema que produce la humedad y luego aplicar la pintura que escojamos.

Señales de que tenemos humedad en nuestra vivienda

Normalmente, las señales de una elevada humedad son las siguientes:

    • Las personas se resfrían con más facilidad y aparecen problemas respiratorios.

    • Se genera un olor molesto y específico.

    • Las temperaturas en verano son más calurosas y nos hacen sudar. En invierno, el frío cala en los huesos.

    • Algunos plásticos en casa se deterioran.

    • Las paredes y techos muestran manchas de moho.

Y una vez que hemos detectado el problema, lo siguiente es pensar en qué podemos hacer para solventarlo. A continuación, van unos cuantos consejos.

Cómo eliminar o reducir la humedad de su casa:

1- Minimizar los focos de creación de humedad

Es algo muy básico, pero no todo el mundo lo hace. Eso incluye ventilar cuando se cocine o se use el baño, y evitar todo lo que genere vapor de agua como secar la ropa tendida dentro de casa.

2- Renovar el aire en interiores garantizando una mayor ventilación

Una ventilación adecuada en el interior de nuestra casa puede ayudar a controlar el exceso de humedad. La alternativa más económica es apoyarse en la ventilación natural, es decir, abrir todas las puertas y ventanas posibles para permitir que circule el aire.

Si en tu vivienda no tienes suficientes ventanas, es clave que, al menos, cuentes con rejillas y conductos de extracción. Esto te permitirá evitar que ocurran condensaciones en superficies metálicas, vidrios y azulejos.

Finalmente, también es posible recurrir a la ventilación forzada, lo que requiere el uso de ventiladores y extractores que incorporen medios mecánicos para su funcionamiento.

3- Controlar la temperatura de la calefacción

Sabemos que, especialmente en invierno, puede ser difícil mantener la temperatura de la calefacción en niveles moderados. Sin embargo, una temperatura por encima de los 21°C puede fomentar la aparición de altos niveles de humedad en el hogar.

Lo más recomendable es mantenerla, como máximo, a 20°C.

4- Utilizar un aislamiento adecuado en nuestra vivienda

Aislar la vivienda es una de las mejores formas de controlar la humedad. Es fundamental para evitar las condensaciones que se producen en los muros de la propiedad.

Existen distintos materiales que permiten aislar una casa desde el interior y desde el exterior de la construcción. Además de controlar la humedad un buen sistema de aislamiento también ayuda a evitar que ocurran pérdidas energéticas permitiendo que aparatos como el aire acondicionado o la calefacción funcionen de manera más eficiente. La lana de roca, la fibra de madera, las bolitas EPS son algunos de los materiales más empleados para disminuir la humedad en casa.

5- Instalar ventanas con doble acristalamiento

Cuando sea posible, instalar ventanas con doble acristalamiento te permitirá reducir la diferencia de temperatura entre el exterior y el interior de tu vivienda. Si vives en la ciudad, además de dar solución al problema de la condensación, también reducirás de manera considerable el ruido exterior.

La idea de utilizar este tipo de ventanas consiste en emplear dos capas de cristal con una capa de gas inerte en medio de ambos cristales. Esto generará casi el doble de aislamiento que las ventanas de un solo cristal.

Además, son mucho más resistentes a los impactos que las ventanas convencionales y promueven un uso más eficiente de la luz y el gas.

6- Secar la ropa fuera de casa

Secar la ropa dentro de casa, (sobre todo si esta tiene tendencia a ser húmeda) es un grave error. Además de producir malos olores en el ambiente y en la ropa, secar nuestras prendas en el interior de casa propicia el crecimiento de moho y la aparición de humedad constante.

Truco para secar la ropa rápido y sin humedad en casa

Como no siempre es posible tender la ropa en el exterior de nuestra vivienda, hay un pequeño truco que nos puede ayudar a acelerar el proceso de secado de la ropa: se recomienda colgar las toallas con pinzas en el lado más largo colocadas horizontalmente. Esto es porque el secado empieza por arriba, así que colgar las toallas de esta forma reducirá el tiempo de secado considerablemente.
También hay que recordar que la ropa para secarse necesita que el aire circule con facilidad, aunque sea dentro de casa.
Por eso, es recomendable dejar espacio entre las prendas cuando las cuelgues en el tendedero.

7- Utilizar deshumificadores

Si siempre hay una gran cantidad de vapor de agua en el aire debido a situaciones geográficas concretas, se pueden usar deshumidificadores.

¿Cuándo utilizar las pinturas antihumedad y fungicidas?

Cuando ya hemos revisado todos estos aspectos y lo hemos solventado en la medida de nuestras posibilidades, es el momento de recurrir al saneado de las paredes y uso de las pinturas antihumedad, que tendrá un mayor efecto de protección frente al vapor de agua en el ambiente, lo que puede ser interesante.

En PintorBilbao.com estamos habituados a enfrentarnos a este problema y el procedimiento de trabajo que seguimos suele ser:

1- Aplicación de Tratamiento anti-condensación de paredes

Una primera medida a considerar es la aplicación de hidrófugos en las paredes, los cuales actúan como una barrera para evitar que la humedad penetre en la superficie. Estos productos impermeabilizan las paredes y reducen la condensación, evitando la aparición de manchas y daños a largo plazo. Asimismo, las pinturas especiales anti-condensación también proporcionan una capa protectora que ayuda a evitar la formación de humedad en las paredes.

2- Tratamientos para tejados, fachadas, suelos y terrazas

Además de tratar las paredes, es importante prestar atención a otras áreas de la vivienda que pueden verse afectadas por la condensación. En el caso de los tejados, fachadas, suelos y terrazas, existen tratamientos específicos que ayudan a evitar la acumulación de humedad. Estos tratamientos se aplican según las características de cada superficie y ofrecen una protección duradera contra la condensación y la filtración de agua.

3- Sistemas de ventilación para prevenir condensación

Una opción fundamental para evitar la condensación en las paredes es contar con un buen sistema de ventilación en el hogar. Estos sistemas permiten renovar el aire de manera constante, evitando la acumulación de humedad en la vivienda. Algunas alternativas incluyen la instalación de extractores de aire en baños y cocinas, así como la ventilación cruzada a través de ventanas estratégicamente ubicadas. Estos sistemas son especialmente eficaces en zonas con alta humedad relativa, como baños y cocinas.

Finalmente, desde pintorbilbao.com queremos darte un último consejo: Actúa cuanto antes.

¿Tienes dudas? Pregúntanos

Si tiene dudas sobre cómo trabajamos para eliminar el moho de sus paredes, revise nuestras preguntas frecuentes.

Y, si no encuentra la respuesta a su pregunta, o tiene cualquier duda o comentario, lo mejor es que nos llame por teléfono al 607 764064 o nos envíe un email en nuestra página de contacto.